Parque Agrario Valle del Guadalhorce > Agenda > Producto del mes > Frutales con hueso del Valle del Guadalhorce

Frutales con hueso del Valle del Guadalhorce

Frutales con hueso del Valle del Guadalhorce

Gracias a las condiciones climatológicas moderadas que se dan en la comarca del Valle del Guadalhorce, y aproximándose la época estival, son los frutales con hueso los protagonistas indiscutibles de nuestras huertas. Son árboles exigentes en suelo profundo y humedad uniforme, no resisten el frío húmedo, además son fácilmente atacados por plagas y enfermedades; por ello se concentran en los regadíos mediterráneos y en las vegas de los valles fluviales del interior.
Las frutas con hueso, tal como indica su nombre, son aquellas que presentan un hueso en su interior; dicho hueso se corresponde con una semilla encerrada en un endocarpio duro esclerotizado. Se trata de frutas aromáticas y suculentas, con una gran cantidad de agua en su composición; estos frutales pertenecen a la familia de las rosáceas y aportan azúcar, vitaminas A, C y E, fibra y minerales. Entre ellas destacan por ser cultivados en las huertas Guadalhorceñas el albaricoque, la nectarina y la ciruela.
Albaricoque
El albaricoque es originario de Asia. Presenta características similares al melocotón pero con menores dimensiones, su color es amarillo anaranjado, con tonos rojizos. Presenta un elevado contenido en carotenoides, fibra y minerales como el magnesio, potasio, calcio y vitaminas A y C. Con efecto anticancerígeno para nuestro organismo gracias a su contenido en antioxidantes. Su pulpa es de textura fibrosa y consistencia harinosa cuanto más maduro es el fruto. Su consumo mayoritario se realiza en fresco, pudiéndose utilizar en compotas y repostería.
Ciruela
El ciruelo es originario de Persia, Anatolia y Caucaso. Es un fruto de fácil cultivo resistente a bajas temperaturas. Su fruto presenta un elevado contenido de agua alcanzando casi el 80% de su composición, también contiene fibra, vitaminas A, C B1, B2 y E, y minerales como el potasio, magnesio, fósforo, calcio, hierro y azufre.Su consumo es muy diverso desde frescas, secas, en compota o en confitura y como acompañamiento para carnes de todo tipo. Hay muchas recetas elaboradas con ciruelas como aderezo.
Nectarina
La nectarina es una variedad que surge de manera espontanea a partir de un melocotón, sin la intervención del hombre. Su fruto es más pequeño que el del melocotón con la piel exterior más lisa y brillante. Su carne presenta un intenso y sabroso sabor, siendo rica en minerales como hierro, magnesio, fósforo y potasio, fibra y vitaminas como A, B1, B2, B5, E y C. Su bajo nivel de sodio hace que este fruto sea muy beneficioso para combatir la hipertensión o la retención de líquidos. Consumida principalmente en fresco y muy versátil en la cocina.