Aceite

Los aceites del Valle del Guadalhorce se caracterizan principalmente por ser muy dulces, son aceites elaborados principalmente con aceitunas de la variedad aloreña, variedad dual que se utiliza tanto para la mesa como para aceites.

De olivos centenarios se recogen las aceitunas a mano y se llevan hasta los molinos donde se muelen a una temperatura no superior a los treinta grados para que el aceite no pierda ninguna de sus peculiaridades características.

Ni que decir tiene que el aceite representa uno de los alimentos y cultivos básicos del mediterráneo y que además de ser exquisitos, es eficaz para prevenir enfermedades por su alto contenido en ácido oleico, vitamina E, polifenoles y antioxidantes que retardan el envejecimiento de las células.