Productos de la huerta

El Guadalhorce junto con sus dos afluentes más importantes, Río Grande y Fahala, han sido los ejes que han definido los paisajes agrarios del agua más típicos de la provincia de Málaga, asentados en bancales y redes de acequias muchas de ellas de origen árabe, que conforman el agrosistema más típico de nuestra región, la huerta, auténticos museos vivos al aire libre en los que se siguen cultivando variedades autóctonas y otras variedades antiguas que han dejado de cultivarse en otras zonas.

La cultura de la huerta es fruto de la benignidad del clima, la abundancia de agua, la riqueza de los suelos y las aportaciones de las diferentes civilizaciones que han pasado por el Guadalhorce han realizado a lo largo de los años. El resultado es un paisaje muy diversificado con una multitud de variedades locales, tanto de frutales como de hortalizas, cuyas formas de producción, reproducción y conservación son uno de nuestros mayores patrimonios.